Opinión ciudadana


Ni las cuotas escolares ni las guías para estudiantes son obligatorias y de ninguna manera se puede condicionar su pago o compra para la inscripción, evaluación o entrega de documentos, aclaró el secretario de Educación, Jaime Flores Merlo, en reunión de trabajo que este martes sostuvo con diputadas y diputados locales.


Img

Cuotas escolares no son obligatorias: Flores Merlo.

Ni las cuotas escolares ni las guías para estudiantes son obligatorias y de ninguna manera se puede condicionar su pago o compra para la inscripción, evaluación o entrega de documentos, aclaró el secretario de Educación, Jaime Flores Merlo, en reunión de trabajo que este martes sostuvo con diputadas y diputados locales.

 

Acompañado por el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega García, y el director del Instituto Colimense de Infraestructura Física Educativa, Eduardo Gutiérrez Navarrete, Jaime Flores apuntó que las aportaciones voluntarias de los padres de familia no forman parte de la organización de la escuela pública ni de su ámbito educativo.

 

En su exposición, el Secretario de Educación reiteró que las aportaciones voluntarias son acuerdos de los padres de familia y no tienen por qué condicionar la prestación del servicio educativo ni la entrega de documentos.

 

“Esas aportaciones voluntarias no involucran a directores de planteles ni docentes en la recepción de recursos económicos, pero sí en la supervisión y transparencia de su aplicación”, aclaró el funcionario estatal.

 

Flores Merlo expuso a los legisladores locales que al inicio del ciclo escolar, se envían circulares a los directivos de cada escuela, exhortándoles para que no se condicione el servicio, pues está legislada la prohibición de condicionarlo a una cuota y desde 2016 se da seguimiento puntual enviando los oficios correspondientes.

 

Recordó que el artículo 6 de la Ley General de Educación, así como los artículos 9 y 10 de la Ley de Educación de Estado de Colima, establecen la prohibición de condicionar el servicio a una cuota escolar.

 

Aclaró que dichas aportaciones no están prohibidas, lo que está prohibido es el condicionamiento de las mismas para la prestación del servicio educativo o la entrega de documentos, por ello se abrió una línea telefónica de denuncia, en la que se han reportado diez casos en todo el Estado, pero en ninguno de ellos se registró que algún niño se le haya impedido la inscripción por no haber pagado la aportación voluntaria.

 

Dijo que desde 1995 existe un reglamento que regula la concesión de las cooperativas o tienditas escolares, donde se da la venta de productos alimenticios higiénicos y saludables, mismos que generan recursos propios y realizan aportaciones económicas que van hasta los mil 300 pesos semanales para compra de escobas, bolsas, machetes, hasta podadoras o moto-sierras.

 

Por su parte, el secretario de Planeación y Finanzas, Carlos Noriega, reiteró la diferencia entre cuotas y aportaciones, así como la convergencia de recursos federales y estatales en la Secretaría de Educación, y cómo el Gobierno Estatal realiza el pago de la luz de los 947 planteles en todo el Estado, así como los mantenimientos mayores.

 

“Se ha mejorado con canchas techadas, bebederos, aire acondicionado en planteles de la zona costera, recursos para uniformes en los niveles de preescolar, primaria y secundaria, paquetes escolares, libros de texto gratuito y programas de becas”, señaló Noriega García

 

A su vez, el director general del Incoifed, Eduardo Gutiérrez, dijo que “Escuelas al Cien” es un programa muy noble para recuperar los planteles en cuanto a mantenimiento y destacó los ocho componentes de este programa: seguridad estructural, servicios sanitarios, bebederos, mobiliario y equipo adecuado, accesibilidad para gente con discapacidad, servicios administrativos, conectividad y espacios de usos múltiples.

 

Tras escuchar las exposiciones, los diputados Verónica Torres, Leticia Zepeda, Federico Rangel, Crispín Guerra y Nicolás Contreras, expusieron dudas y cuestionamientos que fueron respondidos por los funcionarios estatales, reiterando que las aportaciones son voluntarias y no se puede condicionar el servicio educativo ni la entrega de documentos.

 

Jaime Flores Merlo manifestó que como medida complementaria para que no se condicione la prestación del servicio educativo al pago de cuotas escolares, es tema obligado dentro de los Consejos de Participación Social y los Consejos de Supervisores dar lectura a la circular donde se trascribe los artículos 6, 9 y 10 de la Ley General de Educación, para que todos los maestros y directores conozcan lo que conlleva, so pena de ser sancionados.

 

En ese sentido, indicó que las sanciones a los trabajadores de la educación que condicionen el servicio educativo al pago de aportaciones voluntarias, son extrañamientos y amonestaciones verbales y escritas; nota mala en la hoja de servicios; pérdida de derechos para percibir sueldos; suspensión de empleo, y cese.

 

A esta reunión asistieron los diputados Nicolás Contreras, Federico Rangel, Crispín Guerra, Adrián Orozco, Verónica Torres, Leticia Zepeda, Octavio Tintos, Javier Ceballos, Riult Rivera, Julia Jiménez y Santiago Chávez.

 

.



“Año 2018, Centenario del natalicio del escritor mexicano y universal Juan José Arreola”.


© 2018 H. Congreso del Estado de Colima, Todos los derechos reservados.

Atajos

Síguenos por: